‘La Molienda’ reúne a cientos de familias que celebran la identidad de Barranco Grande

El barrio santacrucero de Barranco Grande se dio cita hoy para celebrar por primera vez ‘La Molienda’, una jornada de encuentro donde se congregaron cientos de familias que participaron a lo largo y ancho del día multitud en actividades donde, además de disfrutar, compartieron los orígenes y la evolución del barrio.
“Queremos que se repita”, fue la frase más escuchada entre los vecinos que acudieron a esta primera experiencia que organizó la oficina del Distrito Suroeste del Ayuntamiento de Santa Cruz, en colaboración con numerosos colectivos sociales y entidades vecinales.
“Estoy muy satisfecha”, reconocía la presidenta de la asociación de vecinos El Molino y de la asociación de mayores San Felipe, de Barranco Grande, Ana Hernández, para quién “da gusto ver cómo todo el barrio colabora y participa. Ojalá que se repita porque está primera experiencia está saliendo muy bien”.
José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, recogió el guante y señaló que “queremos que esta experiencia se repita” y compartió la satisfacción de los vecinos, “porque esta jornada de convivencia es una oportunidad para que los vecinos se reúnan, se reconozcan a sí mismos y aprecien el valor de vivir en comunidad, de hacer barrio juntos, su identidad”.
El alcalde, que recorrió una a una todas las casetas escuchando a los vecinos, estuvo acompañado por la concejal del distrito Suroeste y promotora de ‘La Molienda’, Gladys de León, y por la concejal de Vivienda, Carmen Delia Alberto.
De León confesó estar muy satisfecha “por la respuesta vecinal a esta iniciativa pionera pensada por y para Barranco Grande”. “Los vecinos se han volcado, tanto en la asistencia como en la organización y eso es para estar orgullosos. Ellos son los protagonistas y nosotros, desde el Ayuntamiento, estamos a su lado”.
La Jornada
Esta primera edición de “La Molienda” se desarrolló en el campo de fútbol de Barranco Grande, entre las 12:00 y las 20:00 horas del sábado. La programación diseñada incluyó actuaciones musicales, exposiciones, talleres y actividades deportivas, pensadas para todos los públicos.
El campo de fútbol albergó más de quince carpas en las que los colectivos participantes expusieron sus trabajos. Además, se levantó un rocódromo para escalada que, a su vez, permitió instalar una tirolina de setenta metros de extensión.
El fútbol burbuja también fue una de las actividades dentro de esta nueva propuesta de ocio para el Suroeste de Santa Cruz. Castillos hinchables, pistas multiaventura, ludoteca y talleres completaron la oferta programada.
Durante toda la jornada también se sucedieron actuaciones musicales en un escenario habilitado a tal efecto.
Símbolo del Suroeste
“La Molienda” se concibe como un espacio de encuentro y convivencia de un barrio en el que viven 8.000 personas, y como escaparte de las expresiones artísticas y populares que lo conforman.
El objetivo es reforzar los lazos comunitarios de los residentes en Barranco Grande y contribuir a la cohesión social en una zona de gran importancia del municipio.
Precisamente, se ha elegido el nombre de “La Molienda” porque los molinos constituyen uno de los símbolos del Suroeste de Santa Cruz y, especialmente, de Barranco Grande, una propuesta muy bien acogida por los colectivos participantes en el encuentro.
La programación de “La Molienda” ofreció en esta primera edición las siguientes actividades: Manualidades, de la AAVV El Drago; Trabajos del AMPA CEO Bethencourt y Molina; Muestra de cestería de Carmen Morales Lugo; Elementos del Belén de David de La Rosa; Exposición fotográfica sobre Barranco Grande; Exposición fotográfica sobre El Rosarito; Permacultura urbana, aprender haciendo, a cargo de Armando Ramírez; Exposición de pintura de Joel García Martín; Manualidades de la Asociación de Mayores La Roseta; Trabajos artesanos de la AAVV El Molino; Manualidades de la Asociación de Mayores San Felipe, y Venta tradicional canaria.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Casi 900 atletas disfrutan de los senderos de Anaga en la Santa Cruz Extreme

El trail Santa Cruz Extreme, la principal cita de la capital con las carreras de montaña, discurre desde primera hora del sábado por los senderos de la Reserva Mundial de la Biosfera de Anaga. La carrera, que se disputa sobre las distancias de 15, 26 y 46 kilómetros, es puntuable para la Copa de España de Carreras por Montaña de la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), así como para la Copa de Canarias de esta modalidad deportiva.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, y la concejala de Deportes, Verónica Meseguer, fueron los encargados de dar la salida a las pruebas de mayor kilometraje en la playa de Las Teresitas. Ambos desearon suerte a los casi 900 participantes inscritos en la presente edición entre las tres distancias y los emplazaron a verse nuevamente en la meta dentro de algunas horas.

Es de destacar que más de un 20% de los atletas, unos 200, son de fuera de la isla, con corredores procedentes de 15 países europeos como Alemania, Francia, Holanda, Italia, Bélgica, Reino Unido, Eslovenia, República Checa, Suecia, Finlandia, Estonia, Letonia y Rusia. También sobresalen los llegados de otras regiones del territorio nacional, como Andalucía, Cataluña, Madrid o Valencia.

La prueba está organizada por el Ayuntamiento capitalino, a través de la Fundación Santa Cruz Sostenible, el Organismo Autónomo de Deportes y Gesport Canarias. Cuenta, además, con el apoyo del Cabildo de Tenerife, a través de las áreas de Turismo y Deportes, así como la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Obra Social La Caixa, Emmasa, Hotel Silken Atlántida, Emmasa, Volkswagen Comerciales, Best Drive, Centro Comercial 3 de Mayo, Intersport, Fonteide, Nutrisport y Farline.

En materia de seguridad, el trail Santa Cruz Extreme cuenta con la colaboración de las áreas de Seguridad Ciudadana y Servicios Públicos del Consistorio capitalino, el Grupo de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife y QRV Emergencias. Además, habrá un centenar de voluntarios y personal de organización para desempeñar las labores de dirección, control del recorrido, avituallamiento, servicios en meta y otras tareas de logística.

La distancia reina, con salida en la playa de Las Teresitas y meta en el centro de Santa Cruz, se disputa sobre 46 kilómetros en el corazón de los senderos catalogados por la UNESCO como Reserva Mundial de la Biosfera. Así, los participantes recorren parajes tan señeros como Igueste de San Andrés, Chamorga, Benijo, Almáciga, Taganana, Roque Negro o Catalanes. Esta carrera tiene un desnivel positivo de 3.630 metros, lo que la convierte en una de las de mayor exigencia a nivel nacional.

Además de esta prueba, la Santa Cruz Extreme también ha estrenado un novedoso recorrido de 26 kilómetros, que incluye el paso por el conocido como Camino de Abicore, y una tercera distancia de 15 kilómetros, con ascensión al Pico del Inglés y que ya ha tenido un notable éxito de participación en anteriores ediciones hasta el punto de convertirla en uno de los referentes del trail dentro del Archipiélago.

En cuanto a los participantes, destaca la presencia de Abdelfatah Dalal, actual líder de la Copa de España; Dani García, actual campeón de España de la especialidad y quinto clasificado en el reciente Campeonato del Mundo de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF). También tomaron la salida, Iván Ortiz, campeón de la Copa de España en 2015 y el esloveno Udovic. En categoría femenina, destaca la presencia de la valenciana Eva Bernat, actual líder de la Copa de España.

En la edición de 2016, el triunfo correspondió al atleta gomero Cristofer Clemente, actual campeón de la Copa del Mundo Ultra Sky, por delante de Óliver Perera y José Ramón Ortiz. En la categoría femenina, Silvia Pérez obtuvo la victoria al aventajar en la línea de meta a Ana Belén Martín. En la primera edición, los británicos Chris Steele y Kim Spence, se adjudicaron el triunfo de la Santa Cruz Extreme en hombres y mujeres, respectivamente.



Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Los vecinos de Barranco Grande se vuelcan con la primera edición de “La Molienda”

El campo de fútbol de Barranco Grande se convertirá mañana, sábado 21, en un gran escaparate del dinamismo vecinal y del tejido asociativo de este barrio de Santa Cruz, con la celebración, por primera vez, de “La Molienda”. Desde las 12:00 horas hasta las 20:00 horas, se desarrollarán numerosas actividades culturales, recreativas y de ocio, organizadas conjuntamente por los colectivos ciudadanos y la oficina del Distrito Suroeste.
La concejal del Distrito, Gladis de León, animó hoy a todos los vecinos del municipio a participar de las actividades programadas y compartir con los residentes de Barranco Grande una jornada de convivencia y camaradería.
“El Distrito Suroeste tiene un potencial enorme a todos los niveles y mañana podremos ver una muestra del empuje vecinal en uno de sus enclaves de referencia, Barranco Grande”, dijo la concejala, quien añadió que la intención del Ayuntamiento es dar continuidad al proyecto en años sucesivos.
De León destacó que esta jornada se suma a otra celebrada recientemente en Añaza, Equinoccio, “con lo que estamos conformado un programa muy completo cuyo objetivo último es mejorar la cohesión social y económica de todo el Distrito”.
La programación diseñada incluye actuaciones musicales, exposiciones, talleres y actividades deportivas, pensadas para todos los públicos. En el campo de fútbol se instalarán más de quince carpas las que los colectivos participantes expondrán sus trabajos y darán cabida a los talleres previstos.
Además, se levantará un rocódromo para escalada que, a su vez, servirá de soporte para una tirolina que ocupará setenta metros de largo. El fútbol burbuja también será una de las actividades dentro de esta nueva propuesta de ocio para el Suroeste de Santa Cruz. Castillos hinchables, pistas multiaventura, ludoteca y talleres completan la oferta programada.
Durante toda la jornada también se sucederán las actuaciones musicales en un escenario habilitado a tal efecto, que culminará a las 18:30 horas, con la actuación del grupo Achamán Jóvenes Sabandeños.
De la misma manera, a las 17:00 horas, se rendirá un pequeño homenaje a los ex presidentes de las asociaciones vecinales de Barranco Grande.
Símbolo del Suroeste
“La Molienda” se concibe como un espacio de encuentro y convivencia de un barrio en el que viven 8.000 personas, y como escaparte de las expresiones artísticas y populares que lo conforman. Precisamente, se ha elegido el nombre de “La Molienda” porque los molinos constituyen uno de los símbolos del Suroeste de Santa Cruz y, especialmente, de Barranco Grande, una propuesta que fue muy bien acogida por los colectivos participantes en el encuentro.
La programación de “La Molienda” incluye las siguientes exposiciones: Manualidades, de la AAVV El Drago; Trabajos del AMPA CEO Bethencourt y Molina; Muestra de cestería de Carmen Morales Lugo; Elementos del Belén de David de La Rosa; Exposición fotográca sobre Barranco Grande; Exposición fotográfica sobre El Rosarito; Permacultura urbana, aprender haciendo, a cargo de Armando Ramírez; Exposición de pintura de Joel García Martín; Manualidades de la Asociación de Mayores La Roseta; Trabajos artesanos de la AAVV El Molino; Manualidades de la Asociación de Mayores San Felipe, y Venta tradicional canaria.
Las actuaciones y exhibiciones seguirán el siguiente orden:
12:00 horas: Master class Fitness Distrito Suroeste.
12:45 horas: Exhibición y master class de baile latino, AAVV El Drago.
13:30 horas: Actuación de títeres, representando cuentos infantiles.
14:30 horas: Exhibición de kárate y baile, del CEO Bethencourt y Molina.
14:45 horas: Exhibición de gimnasia rítmica, del CEO Bethencourt y Molina.
15:00 horas: Actuación de baile, de la Asociación de Mayores La Roseta.
15:30 horas: Exhibición de baile latino, de la AAVV El Molino.
16:00 horas: Representación teatral, de la Asociación de Mayores La Roseta.
16:30 horas: Actuación de la parranda La Era, de la AAVV El Molino.
18:30 horas: Concierto del grupo Achamán.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Bicentenario de la llegada a Santa Cruz del naturalista francés Louis de Freycinet

Desde que en las postrimerías de la Edad Media los primeros navegantes tomaran al Teide –en aquellos momentos la montaña más alta del mundo– como referencia en sus rutas oceánicas y, en 1634, el rey Luís XIII de Francia estableciera el Meridiano Cero en la Punta de Orchilla (El Hierro), el puerto de Santa Cruz se convirtió en escala obligada de las expediciones europeas que tenían por objeto la expansión colonial y los estudios científicos.
Con el fin de poner a disposición de la humanidad los conocimientos adquiridos en estos periplos y difundir las investigaciones realizadas por estos viajeros, un grupo de prominentes personajes del mundo de la cultura europea crearon la Real Sociedad de Londres (1662) y la Academia de Ciencias de París (1666).
Uno de los objetivos de estas Instituciones era fomentar expediciones científicas que tuvieran por finalidad los estudios geográficos, cartográficos y científicos; por ello, junto a los marinos, se incorporaron naturalistas, geólogos y dibujantes que aportarían importante documentación sobre la historia natural, etnografía y vulcanología de las zonas visitadas.
Como estas flotas recalaban en el puerto de Santa Cruz de Tenerife, dada su posición geográfica, y por las exigencias de avituallarse de agua, frutas frescas, animales vivos, pescado, carne salada, quesos y leña, la Isla también sería considerada como una atractiva escala científica, por su naturaleza volcánica y peculiar vegetación.
Louis Claude de Saulces de Freycinet, naturalista, geólogo, geógrafo y botánico, nacido en Montélimar (Francia) en 1779 y fallecido en Freycinet (Francia) en 1842, ingresó muy joven (14 años) en la Marina francesa. Después de participar en varios combates contra los ingleses, a los 21 años se incorporó como segundo oficial del Le Naturalista en la expedición científica del capitán Baudin que iba a estudiar la mineralogía, zoología y botánica de Australia, viaje organizado por la Academia de Ciencias de París y sufragado por Napoleón Bonaparte. La expedición, que había salido del puerto de Le Havre, el 18 de octubre de 1800, estuvo en Santa Cruz de Tenerife del 2 al 13 de noviembre.
Al regresar a Francia, en 1805, fue asignado al departamento de mapas y planos de la Armada, tiempo que aprovechó para completar el libro Viaje de descubrimiento a Australia 1800-1804 que Francois Péron –compañero de la expedición– había dejado inconcluso a su muerte.
Ascendido a capitán de Fragata, dirigió una expedición que tenía por misión determinar la forma del Globo terrestre, estudiar el magnetismo terrestre y la meteorología en el Pacífico Sur y, de paso, recopilar materiales para los museos de Historia Natural de Francia.
Zarparon del puerto de Toulon (Francia) el 17 de septiembre de 1817 a bordo de las corbetas L’Uranie y La Physicienne. Le acompañaban varios científicos y Louis Isidoro Duperrey, como segundo oficial, y Jaques-Étienne-Victor Arago, como dibujante.
En su primera escala en Santa Cruz de Tenerife, el 22 de octubre de 1817, sería descubierta una polizón. Se trataba de Rose, esposa de Freycinet que vestida como un hombre había accedido a bordo; curiosamente, esta señora aportaría su influencia moral sobre la tripulación, animándoles con sus recitales de guitarra.
Durante tres años (1817-1820) recorrieron la mayoría de las islas de América del Sur (Marianas, Sándwich, etc.), hizo escala en Sydney, realizando importantes estudios sobre magnetismo y gravedad, y continuaron su viaje por el Pacífico y el Índico (Nueva Guinea, Timor, isla Mauricio, etc.)
Cuando regresaban a Francia, naufragaron cerca de las islas Malvinas, el 13 de febrero de 1820, perdiendo parte del material que habían recopilado sobre datos geográficos, físicos, astronómicos, de historia natural; así como del origen, costumbres, historia, etc. de los lugares visitados. No obstante, pudieron salvar gran cantidad de notas y dibujos de geografía, etnografía y botánica.
Para retornar a Francia tuvieron que comprar una nao anglo-americana, de tres palos –Mercurio–  a la que rebautizaron La Physicienne, llegando al puerto de Le Havre, el 13 de noviembre de 1820.
Debido al éxito científico de este viaje, Freycinet fue admitido en la Academia de Ciencias de París, siendo uno de los fundadores de la Sociedad de Geografía de Francia.
En su honor, en Australia llevan el nombre Freycinet: un Parque Nacional, un Estuario, un Cabo y una Península.
El capítulo I de su obra Viaje Alrededor del Mundo entre 1817 y 1820, compuesta de 13 volúmenes en tamaño cuarto, y 3 volúmenes en tamaño folio, en los que aparecen los grabados y los mapas, lo titula:
Cuarentena en Tenerife
Apenas habíamos entrado en el océano Atlántico cuando varias personas de la tripulación se encontraron indispuestas; siendo los  principales síntomas: malestar general y dolores de estómago. Atribuí este estado al cansancio padecido antes de entrar en Gibraltar y a la lluvia, bastante fría, que cayó el último día y a la que muchos marineros estuvieron  expuestos.
Continuaron enfermos hasta nuestra llegada al fondeadero de Santa Cruz, en la isla de Tenerife, donde anclamos el 22 de octubre de 1817, a las ocho de la noche.
Las Canarias no fueron para nosotros las “Islas Afortunadas”. La entrada a la ciudad de Santa Cruz nos fue implacablemente prohibida, porque veníamos de un puerto del Mediterráneo; esto fue lo que nos dijo la falúa de sanidad, en el mismo momento de nuestro fondeo. En vano intenté convencer al gobernador de que no estábamos apestados y tuvimos que padecer la cuarentena. Querían prescribirnos una de veinticinco días, que se redujo a diez, y después a ocho.
Pero como mi intención no era quedarme tanto tiempo inactivo, pedí y obtuve permiso para desembarcar en el lazareto para realizar allí algunas observaciones de física, totalmente decidido a reanudar el rumbo en cuanto estuviesen terminadas.
Por mediación de un hombre que se atribuía aquí las funciones de cónsul francés me puse en contacto con el gobernador español, aunque desgraciadamente nos dio motivos para añorar las gestiones nobles y delicadas del amable Sr. Vialé.
Privados de la ventaja de visitar la ciudad, cuyo pintoresco paisaje nos tuvimos que limitar a contemplar desde lejos, nos dispusimos a desembarcar en el Lazareto.
Los establecimientos que tienen este nombre en Francia son lugares agradables y sanos, donde se encuentra todo lo necesario para vivir, algunos incluso tienen jardines. En cuanto a éste es otra cosa pues, aparte de tener un acceso difícil e incluso peligroso, por culpa de las olas que rompen en los peñascos de la costa, si una falúa puede acercarse a tierra sin daños, hay que subir con mucha dificultad una pendiente antes de llegar a este lazareto situado a más de un cuarto de legua  al sur de la ciudad.
El lazareto está  compuesto por una chabola que sirve para alojar a los soldados en tiempos de guerra, en la que no hay más que unos muros que ni siquiera tienen contramarcos en las ventanas para resguardarse de las inclemencias del tiempo. Además, las dependencias vacías de este miserable edificio están cerradas.
Al vernos llegar, el guardia y el centinela retrocedieron y nos tiraron las llaves, indicándonos por medio de gestos las puertas que teníamos que abrir. El patio estaba lleno de escombros y unos horribles terrenos la rodeaban por el exterior. Esto fue todo lo que pudimos recorrer. Unos pedazos de rocas volcánicas, que parecían contener mucho hierro, marcaban los límites que no estaba permitido traspasar.
En el cuerpo de guardia sólo había dos fusiles viejos y oxidados y otros tantos trajes de uniforme en mal estado que cada soldado vestía cuando le tocaba hacer guardia. Por uno de los centinelas supimos que la mayoría de los soldados de las islas pertenecen a una milicia reclutada entre la población y que se renueva cada cuatro meses. Nunca realizan maniobras y nos aseguraron que algunos de ellos no han visto nunca en su vida la pólvora.
Nos apresuramos a realizar los experimentos magnéticos que constituían en parte el objeto de nuestra escala. La inclinación de la aguja imantada era de 57º 58′ 49” y su declinación de 21º 3′ 55”noroeste.
Los días 25, 26 y 27 de octubre estuvieron dedicados, en gran parte, a la ejecución de estos trabajos, mientras que a bordo se ocupaban del embarque de agua y de las provisiones de carne, vino, frutas y verduras que este lugar nos podía proporcionar. Un bote del puerto nos trajo estas mercancías.
Habíamos dispuesto todo para partir de la isla de Tenerife la tarde del 28 de octubre, pero como el cónsul había descuidado el pago de las cuentas de nuestros gastos, tuvimos que retrasar la partida hasta el día siguiente. Seguramente mi resolución de hacernos a la vela, antes de finalizar la cuarentena, le sorprendió.
Por fin, el 29, a las once de la mañana, pusimos rumbo al oeste, sin divisar las islas de Cabo Verde.
José Manuel Ledesma Alonso, Cronista Oficial de la Ciudad de Santa Cruz de Tenerife

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Los alumnos de Ingeniería de la Edificación inician sus prácticas en el barrio de Miramar

El grupo de tres alumnos que cursan sus estudios de Ingeniería de la Edificación en la Universidad de La Laguna (ULL) que realiza sus prácticas externas curriculares en Viviendas, Proyectos y Obras Municipales de Santa Cruz de Tenerife S.A. inició, días atrás, su trabajo de campo.

Los jóvenes, que están siendo tutelados por una técnico municipal y un profesor de la mencionada entidad docente, han sido asignados a los bloques 20, 21 y 22 del barrio de Miramar para que lleven a cabo la toma de datos técnicos tanto en el interior de las viviendas como en las zonas comunes.

La concejala de Vivienda, Carmen Delia Alberto, visitó este espacio de la capital junto a los alumnos para que los vecinos de Miramar pudieran conocer a las personas que se encargarán de llevar a cabo el diagnóstico sobre el estado de las viviendas. “Hemos renovado el convenio con la ULL un año más porque en Viviendas Municipales estamos comprometidos con la formación. Durante sus primeros días con nosotros, elaboraron fichas de inscripción y de eficiencia energética. Ahora, tras concluir esa labor, complementarán ese trabajo previo centrándose en la toma de fotografías y la realización de croquis de distribución, bajantes o el estudio de la mejor ubicación para las tomas de telecomunicaciones y detección de humedades”.

Alberto explicó que el contacto entre vecinos y alumnos “es básico para que puedan desarrollar su labor de la manera más eficiente posible, así que la mejor manera de hacerlo es allanar el camino para que se conozcan previamente”. Una vez que concluya la labor que desempeñan durante estos días, “regresarán nuevamente a la oficina para trasladar los resultados del trabajo de campo que están realizando en Miramar a las fichas definitivas”, aclaró la edil.

Los alumnos de Ingeniería de la Edificación de la ULL realizan sus prácticas en el área de Viviendas Municipales desde el curso 2009-2010 y la labor que desarrollen durante estos meses les servirá también para la ejecución de su proyecto fin de grado en el segundo cuatrimestre.



Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Fiestas sorteará el orden de participación de los grupos del Carnaval el 8 de noviembre

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través del Organismo Autónomo de Fiestas y Actividades Recreativas (OAFAR), celebrará el miércoles 8 de noviembre el sorteo del orden de intervención de los grupos que participarán en los distintos concursos del Carnaval 2018.
El acto tendrá lugar en la Casa del Carnaval y se dividirá en cuatro convocatorias. La primera, a partir de las 19:00 horas, estará destinada a las agrupaciones coreográficas y a las de mayores. Seguidamente, a las 19:15 horas, se celebrará el sorteo del orden de participación de las murgas infantiles y de las agrupaciones musicales. La tercera convocatoria se celebrará a las 19:30 horas para las comparsas y rondalla. La última convocatoria, a las 19:45 horas, corresponderá a las murgas adultas, en sus respectivas fases del concurso.
La Casa del Carnaval acoge por primera vez la celebración de este acto, que en las últimas ediciones ha cobrado una relevancia especial dentro del mundo del Carnaval chicharrero, que el próximo año estará dedicado a ´La Fantasía´.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

La Santa Cruz Extreme activa mañana un amplio dispositivo de seguridad y tráfico

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife dispondrá, mañana sábado, un amplio dispositivo de seguridad y emergencias que cubrirá cualquier contingencia que pudiera darse durante la celebración de la prueba deportiva Santa Cruz Extreme que recorrerá parte del macizo de Anaga.
En este operativo preventivo se integrarán la Policía Local capitalina, la agrupación de voluntarios de Protección Civil de Santa Cruz, en esta ocasión apoyada por voluntarios de Tegueste, Candelaria, La Orotava y Arafo, además de Ayuda en Emergencias Anaga (AEA) y Emergencias QRV Canarias.
En materia de tráfico los principales cambios se aplicarán en el barrio de Valleseco y afectarán a la supresión de estacionamientos en la calle Reverendo Onésimo Betancort, un tramo de la vía Juan Silvestre, el enlace de esta calle con la calle Manuel Lomo y el tramo inicial de la avenida Nuestra Señora del Carmen.
Para evitar molestias innecesarias a los vecinos de este enclave se ha habilitado un itinerario de salida del barrio por el interior de Valleseco, estando todo ello regulado por la Policía Local.
El recorrido de la prueba hace que se transite por muchas zonas peatonales en la trama urbana, y ya en Anaga por diversos senderos y travesías, lo que supone que las afectaciones al tráfico sean mínimas.
Las salidas de las diferentes distancias de la prueba (15, 26 y 46 kilómetros) si supondrán cambios en el tráfico, a primera hora, en la zona del Muelle Norte, antigua estación del Jet Foil, y en el tramo inicial de la playa de Las Teresitas.
A lo largo de la prueba se han dispuesto hasta tres grupos de rescate integrados por personal especializado, siendo apoyados por un amplio equipo de profesionales sanitarios. En este apartado hay que subrayar que para la evacuación y atención de cualquier deportista accidentado o que precisara ayuda, se cuenta con siete ambulancias, dos de ellas de soporte vital avanzado.
Todo el dispositivo estará controlado desde el Puesto de Mando Avanzado (PMA) ubicado en el Muelle Norte y que, debido a la complejidad orográfica de Anaga, será apoyado en materia de comunicaciones por el vehículo de coordinación de Protección Civil municipal, que se ubicará junto al cementerio de Chamorga.
Además, habrá un centenar de voluntarios y personal de organización para desempeñar las labores de dirección, control del recorrido, avituallamiento, servicios en meta y otras tareas de logística con el fin de garantizar la comodidad de los participantes y de los espectadores que acudan a presenciar la carrera.
Esta cuarta edición de la prueba está organizada por el Ayuntamiento capitalino, a través de la Fundación Santa Cruz Sostenible, el Organismo Autónomo de Deportes (OAD) y Gesport Canarias. Cuenta, además, con el apoyo del Cabildo de Tenerife, a través de las áreas de Turismo y Deportes, así como la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, Obra Social La Caixa, Emmasa, Hotel Silken Atlántida, Emmasa, Volkswagen Comerciales, Best Drive, Centro Comercial 3 de Mayo, Intersport, Fonteide, Nutrisport y Farline.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Más de un centenar de escolares del colegio Hogar Escuela visitan el Salón de Plenos

El Salón de Plenos del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha recibido, durante la presente semana, la visita de más de un centenar de escolares de Primaria que cursan sus estudios en el colegio Hogar Escuela María Auxiliadora de la capital.

El objetivo de esta iniciativa es dar a conocer la riqueza cultural y patrimonial de la sede del Palacio Municipal y que los menores también reciban algunas nociones sobre el funcionamiento de este órgano, al tiempo que conocen el significado de determinados elementos que lo decoran tales como frescos o vidrieras.

La concejala de Educación y Juventud, Verónica Meseguer incide en que el programa escolar del mencionado centro educativo de las salesianas “incluye el funcionamiento interno del Ayuntamiento y nos pareció una buena idea que los alumnos pudiesen acercarse hasta el Salón de Plenos para que lo viesen de cerca y conociesen todos los detalles de la mano del personal que forma parte del área de Protocolo”.

“Se trata, fundamentalmente, –prosigue Meseguer– de que los pequeños conozcan y sepan que el Ayuntamiento de Santa Cruz es un espacio participativo en el que se toman decisiones para mejorar su calidad de vida. Pretendemos que vean el Salón de Plenos como algo natural, que lo sientan como su casa y que sepan que existen mecanismos para que ellos también puedan participar en las propuestas que se realizan dentro del ámbito local para mejorar la ciudad”.

El martes visitaron el Salón de Plenos 56 estudiantes del sexto curso de Primaria, mientras que el miércoles hubo 50 jóvenes del cuarto curso de Primaria y ayer jueves otros 56 alumnos del quinto curso de Primaria.



Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife