El alcalde explica las novedades fiscales de 2018 a la junta directiva de CEOE-Tenerife

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, apeló hoy a la cooperación de la iniciativa pública y privada para consolidar la recuperación económica de la ciudad, en el transcurso de una reunión con la junta directiva de la patronal tinerfeña (CEOE-Tenerife), a quien expuso las novedades de la política fiscal municipal para este año.
Bermúdez señaló que el Ayuntamiento tiene claro que la mejor manera de generar economía y crear empleo es favorecer la inversión y que, en consecuencia, ha de dar facilidades a las pequeñas y medianas empresas para desarrollar su actividad.
El alcalde reiteró que la política municipal se basa en la reducción de impuestos y de la burocracia y en el incremento de la inversión y de la seguridad jurídica.
Precisamente, Bermúdez avanzó que, además de la reforma fiscal prevista para este año –que complementa las acciones desarrolladas ya en ejercicios económicos precedentes- el Ayuntamiento profundizará en la configuración de una administración electrónica que permita la reducción o eliminación del papel en la relación con el ciudadano. “Estamos metidos de lleno en ese proceso y los resultados se irán viendo progresivamente”.
El presidente de la patronal, José Carlos Francisco, señaló que la CEOE comparte la política fiscal del Ayuntamiento de Santa Cruz, en aras a facilitar la actividad económica empresarial, y destacó la buena situación presupuestaria de la Administración local.
“Hemos escuchado atentamente las explicaciones en materia fiscal y lógicamente también hemos realizado alguna sugerencia, relacionada con los trámites para la concesión de diferentes licencias, aun a sabiendas de que es un asunto que trasciende al propio Ayuntamiento de Santa Cruz e implica también a otras administraciones”.
Durante la reunión, el octavo teniente de alcalde y concejal de Hacienda, Juan José Martínez, explicó los detalles de la reforma fiscal aprobada por el Ayuntamiento para este año, enmarcadas en una política de alivio fiscal que se inició hace ya algunos años.
En este sentido, detalló que la reforma implica un ahorro para los vecinos de 4,8 millones de euros, una cifra que aumenta hasta los 6,8 millones en lo que va de mandato, y que la reducción de tipos impositivos es simultánea al mantenimiento del esfuerzo inversor al límite del techo de gasto autorizado, 47 millones de euros presupuestados.
Modificación de ordenanzas
La reforma fiscal municipal se sustancia en la modificación de cuatro ordenanzas municipales de naturaleza tributaria, que han entrado en vigor el 1 de enero de 2018. Las cuatro ordenanzas abordan mejoras objetivas en la fiscalidad del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, del Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana y de la Tasa de Gestión de los Residuos Sólidos Urbanos.
Estas novedades tributarias para 2018 se suman a las distintas reformas que ha ido acometiendo el Ayuntamiento en los últimos años y que incluyeron la bonificación del 3% por domiciliación de recibos, la reducción de los tipos impositivos en el IBI, en el IVTM y en el ICIO, así como la eliminación de otras tasas.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Escribe una respuesta