Tenerife

El Consistorio invierte 0,5 millones en el II Plan de Mayores en beneficio de 1.000 personas

El pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife debatirá mañana el II Plan Municipal de Mayores (2017-2021), que presenta la Concejalía de Atención Social y que moviliza una inversión de 500.000 euros aproximadamente en beneficio de más de 1.000 personas mayores de la ciudad.
El Plan, que se articula a través de 4 ejes y contiene 11 medidas y 124 acciones a desarrollar, “refleja que somos el municipio de Tenerife que más compromiso tiene y más recursos destina a la atención de las personas de edad”, señaló el séptimo teniente de alcalde y concejal de Atención Social, Óscar García.
García declaró que “esta política en favor de los mayores de Santa Cruz no está orientada exclusivamente desde una óptica asistencial –que es importante- sino que apuesta decididamente por un envejecimiento activo, donde los mayores no pierdan sociabilidad y sientan que siguen siendo plenamente útiles para la comunidad”.
En este sentido, el concejal destacó la relevancia de este II Plan de Mayores “como marco de actuación donde se define el protagonismo de todos los actores institucionales y sociales implicados, desde el propio ayuntamiento hasta el movimiento asociativo”.
“Vivimos en una sociedad donde todo el mundo parece querer ser siempre joven y no prestamos apenas atención a la realidad del envejecimiento, que demanda una reflexión y una actuación singular que es responsabilidad de todos, no sólo de las instituciones y entidades, sino del conjunto de la sociedad”, indicó.
García aseguró que este II Plan “es una respuesta válida ante esta situación, no la única ni suficiente por sí misma, pero sí que suma y mucho en ese compromiso colectivo ante el reto del envejecimiento en nuestra sociedad. Las familias de Santa Cruz saben que pueden contar con su Ayuntamiento”.
El Plan
Este programa de actuación sigue los pasos del primer plan estratégico de Mayores (2011-2016), cuya evaluación ha permitido al área de Atención Social mejorar y profundizar en los objetivos y en los resultados a conseguir.
En concreto, los cuatro ejes abordan cuestiones transversales como la garantía de los derechos, la protección y la seguridad de las personas mayores; el protagonismo activo de los mayores, el área de Bienestar y Salud y una atención singular a las personas mayores en situación de vulnerabilidad.
Para la elaboración de este Plan se ha realizado previamente un Diagnóstico sobre la Realidad de las Personas Mayores del Municipio de Santa Cruz de Tenerife.
Varios grupos realizaron aportaciones y reflexiones a este estudio: la Comisión Técnica de Mayores; los grupos de personas mayores que participan en los programas de talleres y actividades del IMAS, así como las asociaciones de mayores y las asociaciones de vecinas y vecinos que tienen grupos activos de mayores participando en sus actividades municipales; personal técnico de las Unidades de Trabajo Social; personal técnico del IMAS; personal técnico y político de las diferentes áreas municipales, y grupos políticos de la oposición.
Los 6 objetivos estratégicos
El II Plan Estratégico Municipal para las personas mayores de Santa Cruz de Tenerife tiene la voluntad de seguir trabajando desde la perspectiva de la promoción del envejecimiento activo, definido por la Organización Mundial de la Salud (OMS, 2002) como “el proceso por el que se optimizan las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, la productividad y la calidad de vida en la vejez”.
En esta línea, el II Plan también asume la perspectiva de construcción de una ciudad amigable para todas las personas que la integran, entre ellas las personas mayores. Se trata de promover que las personas mayores vivan con seguridad, disfruten de buena salud y continúen participando plenamente en la sociedad.
Seis son los objetivos estratégicos sobre los que el Plan se propone actuar:
I. Responder de forma anticipada y flexible al proceso de envejecimiento de la población del municipio.
Tal y como apuntan las estadísticas, el peso de la población mayor en la estructura poblacional del municipio de Santa Cruz de Tenerife irá en aumento en los próximos años. Esto puede incrementar la presión sobre los recursos y servicios del municipio destinados a atender las demandas y necesidades de las personas mayores.
Ante este escenario, las políticas públicas en esta materia deben anticiparse y adaptarse a las características y a los cambios poblacionales, para articular respuestas que promuevan la calidad de vida de las personas mayores y hacerlo planificando en función de las diferentes características de cada uno de los distritos y núcleos poblacionales del municipio.
II. Visibilizar la diversidad de capacidades que hay entre las personas mayores del municipio.
Las personas mayores no constituyen grupos homogéneos, con las mismas características, sino que entre ellas existen personas con múltiples y variadas experiencias y capacidades.
Es necesario tener en cuenta la diversidad en la planificación de estrategias para orientar los proyectos, actividades, etc., tanto los que están dirigidos específicamente a las personas mayores, como aquellos pensados para la sociedad en general.
III. Garantizar el derecho de las personas mayores a tomar decisiones sobre las cuestiones que afectan a su vida.
Las personas mayores deben ser en todo momento protagonistas de su vida. Para ello se deben facilitar los medios necesarios para garantizar el derecho a la toma de decisiones sobre las cuestiones que les afectan, tanto en el ámbito público como en el privado.
Tal proceso debe llevarse a cabo generando estrategias que permitan integrar las diferencias que existen en el seno de este grupo de población.
IV. Considerar a las personas mayores como un capital social del municipio que revierte y contribuye en todas las esferas de la vida comunitaria.
Las personas mayores, con su experiencia vital y cultural, enriquecen la vida comunitaria. A su vez, su implicación como protagonistas de la vida social también les aporta beneficios que mejoran su calidad de vida.
Tanto desde un lado, como del otro, es conveniente planificar acciones que promuevan la implicación de la población mayor en todos los ámbitos de la participación social como un objetivo que incide en la cohesión social del municipio.
V. Proteger y atender a las personas mayores en situaciones de vulnerabilidad.
Con el objetivo de garantizar uno de los principios de este II Plan, la equidad, se plantea la necesidad de generar mecanismos que atiendan las necesidades de las personas mayores que por sus contextos personales se encuentran en situaciones de desigualdad económica, social, cultural, etc., para las que se deben articular respuestas que permitan proteger sus derechos y satisfacer sus necesidades.
VI. Articular la prevención y la promoción de la autonomía.
Actuar de manera anticipada debe ser una prioridad, en la medida de lo posible, en los planteamientos que abordan las cuestiones relativas a las personas mayores. Cuando se trabaja la prevención en la salud, los malos tratos, etc., a lo largo de la etapa vital y se planifican estrategias que promocionan la autonomía, no solo se está favoreciendo la calidad de vida de las personas mayores o de la sociedad en general, sino que permite que se gestionan mejor los recursos y servicios destinados a la atención social.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Escribe una respuesta