Cabildo y Ayuntamientos trabajarán conjuntamente para capturar el ganado suelto de la Isla y acabar con los daños que produce

El Cabildo de Fuerteventura colabora desde hace meses con los Ayuntamientos de la Isla para poner fin a los daños que ocasiona el ganado suelto e incontrolado en algunas zonas del territorio insular. De esta manera, la Corporación insular inicia este mes de septiembre una campaña informativa para que aquellos ciudadanos que tienen ganado suelto lo recojan de inmediato. Para el presidente del Cabildo, Marcial Morales, “el problema del ganado suelto es una realidad en diferentes zonas de la Isla. Está produciendo muchísimo daño en los cultivos y por ello es necesario controlarlo”.

“Tras esta campaña informativa, una empresa contratada por el Cabildo se encargará de recoger ejemplares de ganado suelto, en coordinación con las policías locales de cada municipio, y trasladarlos a la Granja Experimental de Pozo Negro, recinto que cumple todos los requisitos legales”, detalla el consejero insultar de Agricultura, Ganadería y Pesca, Juan Estárico.

El ganado capturado permanecerá en Pozo Negro el tiempo que la ley establece, que varía según municipio. Si el ejemplar de ganado tiene dueño, el propietario lo recogerá y pagará por los costes de captura y mantenimiento del animal, así como la sanción correspondiente. En el caso de que el ganado no estuviera marcado, es decir, no tuviera dueño reconocido, será sacrificado. El Cabildo de Fuerteventura cuenta además con la colaboración de los Comisionados de Ganado de Costa.

“El Cabildo presta esta colaboración al entender que es un problema que afecta a muchísimas zonas de Fuerteventura. De este modo, se asumen los costes para solucionar el problema y que el ganado quede exclusivamente recluido en las zonas mancomunadas de los municipios de Betancuria, La Oliva y Puerto del Rosario, así como en algunas zonas privadas perfectamente acotadas”, señala Morales.

Por su parte, será competencia de cada Ayuntamiento los trámites administrativos en las capturas, a través de la policía local, y dar curso posteriormente a los correspondientes expedientes sancionadores. “A través de este trabajo conjunto, la Isla quedará limpia de ganado suelto y se pondrá fin en unos meses a esta mala práctica que tanto daño produce”, añade Morales.



Fuente: Cabildo de Fuerteventura

Escribe una respuesta