El fin del abuso de un derecho legítimo

Los jueces alemanes y británicos, casi por sistema, dan la razón a quienes se embarcan en un complicado proceso judicial contra los mayoristas turísticos a quienes han comprado sus vacaciones, si es que han sufrido una intoxicación alimentaria o cualquier otro percance en sus vacaciones. Como habitualmente no había engaños, el viajero salía realmente resarcido […]

Fuente: Noticias de Turismo en Canarias – Preferente.com

Escribe una respuesta