Tenerife

Unidos para relanzar la ciudad

La situación económica de Santa Cruz experimentó el último año una clara mejoría con respecto a años precedentes. Cerramos 2015 con un descenso del paro registrado del 3,4 por ciento y casi 100.000 nuevos contratos. Estos datos, junto a la positiva evolución del sector turístico y comercial, me hacen ser moderadamente optimista de cara a este 2016. Las cosas van, sin duda, mejor, lo cual no quiere decir que vayan bien, en términos absolutos. Aún tenemos en nuestra ciudad muchas familias que siguen sufriendo el efecto más cruel de la crisis económica: el desempleo. Familias y vecinos a los que seguiremos prestando toda la ayuda que sea necesario a través de los mecanismos de protección social que tenemos habilitados en el Ayuntamiento.
Porque si, efectivamente, las magnitudes macroeconómicas empiezan a dibujar un escenario alentador, cuya consolidación dependerá de múltiples factores domésticos y externos, la tasa actual de desempleo no permite ninguna distracción. Por eso, el presupuesto municipal para este mismo año profundiza en las políticas sociales, con un incremento del 8,7 por ciento de las Prestaciones Económicas de Asistencia Social (PEAS), que llegarán a los 5,2 millones de euros, o los 2 millones para estrategias de intervención con personas sin hogar, dentro del proyecto “Acoge 2”. También destinaremos otros 3,7 millones al Servicio de Atención Domiciliaria, y 2,7 millones a convenios destinados a la generación de empleo en colectivos con especiales dificultades de inserción laboral.
La cobertura de las necesidades básicas de las personas y colectivos más desfavorecidos sigue siendo prioritaria para el gobierno municipal. Pero de la misma manera que somos conscientes del papel que jugamos en la solución de episodios concretos de emergencia social también sabemos que la mejor política social es aquella que favorece la creación de empleo. En ese sentido, el Ayuntamiento seguirá trabajando codo con codo con los distintos sectores económicos de la ciudad para consolidar la recuperación económica y que ésta se mantenga en el tiempo.
El comercio, el ocio, la restauración o el turismo han tenido un buen año en Santa Cruz. Se ha constatado una mejoría en las cifras de venta del sector comercial, un incremento en la ocupación hotelera, un aumento en la llegada de turistas. Y en la medida que estos sectores de actividad vayan mejorando resultados, la ciudad entera se beneficiará de su impulso. Por la parte que toca al Ayuntamiento, intentaremos, siempre dentro de la legalidad, poner las cosas fáciles a las empresas y autónomos, reduciendo la burocracia y los trámites administrativos; y, en la medida de nuestras posibilidades, congelando o rebajando impuestos.
Este año también contribuiremos directamente a la dinamización económica de la ciudad y a la creación de empleo, con los 30 millones de euros que aparecen consignados en los presupuestos para inversión; un dinero que necesariamente repercutirá en el mercado laboral capitalino, cuando se comiencen a ejecutar los proyectos diseñados. Y todo ello será posible gracias al trabajo serio y riguroso que se ha desarrollado en los últimos años para el saneamiento de las cuentas municipales, que nos ha permitido reducir la deuda y al mismo tiempo disponer de margen para bajar impuestos.
La revitalización económica de la ciudad dependerá, en buen parte, de los escenarios globales, pero también de la unidad con la que la administración y el sector privado afrontemos los importantes retos planteados para los próximos años. El consenso, en ese sentido, es la mejor herramienta para construir un futuro más próspero. Entretanto, si me permiten el juego de palabras, las cosas están mejor, que no bien, pero está bien que vayan mejor.
José Manuel Bermúdez Esparza
Alcalde de Santa Cruz de Tenerife



Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Escribe una respuesta