Tenerife

Más de 2.000 alumnos reciben este curso formación en educación medioambiental

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la Fundación Santa Cruz Sostenible, y la Fundación DISA ponen en marcha una nueva edición del proyecto ‘Escuelas para un desarrollo sostenible’. En este curso, está previsto que la formación llegue a más de 2.000 menores de 40 centros educativos del municipio con el objetivo de fomentar un modelo de desarrollo construido sobre los principios de la sostenibilidad.
Esta iniciativa, dirigida a los centros de enseñanza Primaria y Secundaria, cuenta con la financiación de la Fundación DISA y la Fundación CajaCanarias, así como con la colaboración de la Viceconsejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias y el Palmetum de Santa Cruz de Tenerife.
Los concejales de Medio Ambiente, Carlos Correa, y de Educación y Juventud, Verónica Meseguer, junto a la directora de la Fundación DISA, Raquel Montes, y Álvaro Marco, en representación de la Fundación CajaCanarias, se acercaron en la mañana de hoy martes al CEIP Los Verodes para compartir con los alumnos de este colegio parte de las actividades.
Correa incidió en la importancia de este tipo de iniciativas “que enseñan a los niños de una forma lúdica y amena y que les permiten, tras una breve charla, saber cómo deben reciclar y separar los residuos para su posterior reciclaje de una forma correcta”. Meseguer, por su parte, agradeció a la Fundación DISA y a la Fundación CajaCanarias su implicación en este proyecto “destinado a los más pequeños porque ellos son el futuro y serán los que, dentro de algunos años posibilitarán que Santa Cruz sea una ciudad mucho más sostenible”.
La directora de la Fundación DISA, Raquel Montes, confesó que este tipo de programas “permiten que los escolares, a diferencia de lo que nos sucedió a nuestra generación y a la de nuestros padres, tengan la oportunidad de formarse y tomar conciencia de la importancia del medio ambiente y su correcta conservación”.
Hasta ahora, durante el primer trimestre del presente curso escolar, 22 centros educativos han acogido ya los talleres formativos de este proyecto, que también han incluido 11 visitas al Palmetum. Más de un millar de escolares de cuarto, quinto y sexto curso de Primaria han participado en las visitas a este jardín botánico entre los que se ha incluido, por primera vez, a alumnos de las escuelas unitarias del macizo de Anaga procedentes de Taganana, Roque Negro e Igueste de San Andrés.
Los talleres, que se imparten durante el horario lectivo de los propios centros educativos, consisten en una charla en la que se intenta transmitir a los menores cuáles son los principales problemas que amenazan la conservación de la biodiversidad y cuáles son las buenas prácticas ambientales que pueden realizarse para evitar su pérdida. Entre las mismas figuran, principalmente, la disminución de la generación de residuos, la reutilización del agua, el ahorro energético y la movilidad sostenible.
Las visitas al Palmetum se han renovado sustancialmente este año gracias a la incorporación de un recorrido diseñado para que el alumnado participe de una forma más dinámica y pueda comprobar, ‘in situ’, los puntos estratégicos, los conceptos básicos de biodiversidad, los problemas de conservación de la misma y las buenas prácticas asociadas a cada caso.
Durante este segundo trimestre lectivo se desarrollará una nueva actividad, denominada evaluación ambiental, en la que los alumnos de tres centros de Educación Infantil y Primaria y otros dos de Secundaria tendrán la oportunidad de proponer un plan de acción que consiga que tanto su centro educativo como el entorno que lo rodea sea más eco-responsable y sostenible. El IES Las Veredillas ha sido, en este caso, el primero en poner en marcha este proyecto.
De igual manera, también se ha llegado a un acuerdo con la Asociación Canaria de Familiares y Personas con Enfermedad Mental para que una persona se integre en el equipo de monitores ambientales encargados de llevar a cabo los talleres y las visitas. Esta persona será, durante el segundo trimestre, la responsable de llevar los talleres con los más pequeños en los centros de Primaria.
Entre los objetivos que se persiguen con todos estos proyectos están la consolidación de conocimientos sobre desarrollo sostenible entre el alumnado, así como el impulso de la participación y el compromiso de los menores para lograr una convivencia más humana y sostenible.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Escribe una respuesta