Tenerife

La capital dispone de dos nuevos vehículos híbridos para la recogida de residuos sólidos

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, en su afán por mejorar la eficiencia del servicio de limpieza viaria, recogida de residuos sólidos urbanos y otros afines, incorpora hoy martes a la flota de la compañía concesionaria de estas tareas dos nuevos vehículos híbridos. Esta iniciativa supondrá la reducción de las emisiones de ruido, de dióxido de carbono (CO2) y también un ahorro de combustible.
El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, acudió al acto de presentación, celebrado en el entorno del lago de la plaza de España, y comentó que estas mejoras “van a suponer una optimización de los servicios que se prestan, con vehículos más ecológicos, con menos molestias en forma de ruido para los vecinos y también con una decidida apuesta por el cuidado del medio ambiente al ser vehículos con tecnología híbrida y menos contaminantes”.
El primero de los camiones recolectores híbridos es un Iveco Stralis de carga lateral a través de un equipo eléctrico, que realizará la recogida de contenedores de residuos de 2.400 y 3.200 litros de capacidad. Estos son izados y volteados a través de un mecanismo elevador que cuenta con cámaras, detectores y dispositivo sonar para que el operador disponga de toda la información de la maniobra desde su puesto de mando. Capaz de transportar hasta 26 toneladas de residuos en su interior, cumple con la normativa comunitaria Euro6, la más restrictiva puesta en marcha hasta la fecha en cuanto a la emisión de gases contaminantes.
El segundo vehículo que entra a formar parte de la compañía adjudicataria del servicio de limpieza viaria es un camión recolector Mitsubishi Fuso Canter de carga trasera, también híbrido. Está especialmente diseñado, gracias a sus reducidas dimensiones, para circular por zonas estrechas. Al igual que el vehículo anterior, cumple con la normativa comunitaria Euro6 sobre emisiones de gases contaminantes.
Su capacidad de carga es de tres toneladas y su cometido será la recogida de cubos de residuos con una capacidad de 80 a 1.100 kilogramos.
Nuevos contenedores
De igual forma, también se pondrán en servicio una remesa de 250 nuevos contenedores de residuos de carga lateral con una capacidad de 3.200 litros. Arteaga indicó que 25 de ellos, “destinados a residuos orgánicos (fracción resto) vienen equipados con una maneta de apertura adaptada para su uso por las personas que van en silla de ruedas y disponen del sello acreditativo de producto accesible otorgado por la Fundación ONCE”. Otras 75 unidades son convencionales y serán destinadas a residuos orgánicos, mientras que las 150 unidades restantes serán destinadas a la recogida de papel cartón (75 unidades) y de envases ligeros (75 unidades).
El edil resaltó que los nuevos contenedores han sido realizados “con material ecológico reciclable al 100% y el borde de carga está situado a una altura inferior para permitir una mejor accesibilidad a personas con limitaciones físicas. El pedal de apertura también admite dos posiciones en altura, lo que permite salvar un desnivel máximo de bordillo de 150 milímetros a la hora de colocarlos en aceras o calzadas”.
Las tapas vienen articuladas de forma asimétrica en puntos fijos que han sido desplazados hacia el lado del usuario para permitir una tapa de mayores dimensiones para la descarga del contenedor. Las formas utilizadas para su diseño son redondeadas, lisas y sin nervaduras con el fin de facilitar la limpieza de los contenedores por parte del personal de mantenimiento.
Los apoyos de estos recipientes están fabricados en polipropileno para amortiguar el ruido en la maniobra de apoyo del contenedor en el suelo cada vez que son descargados. Esto les permite cumplir con el nivel sonoro acorde con la directiva europea 2000/14/CE.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Escribe una respuesta