Tenerife

El Ayuntamiento inicia el expediente para conceder una distinción a Luis Hormiga “Suspi”

El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife acordó hoy iniciar el expediente de concesión de honores y distinciones a favor de Luis Hormiga Pérez, conocido como “Suspi”, por su contribución al engrandecimiento del Carnaval chicharrero. La concejala de Fiestas, Gladis de León, actuará como instructora del mismo.
El expediente se tramita tras la petición formulada en tal sentido por el acalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, quien entiende Santa Cruz “debe reconocer los méritos y trayectoria de una persona que destacó por su contribución al engrandecimiento de los Carnavales y por un talante afable, entusiasta y emprendedor, que es ejemplo para todos”.
Luis Hormiga, “Suspi”, fallecido el pasado 12 de noviembre, fue un entusiasta del Carnaval que, desde muy joven, engrosó las filas de diferentes murgas hasta su desembarco en Los Bambones. A lo largo de toda su vida, desarrolló un intenso y comprometido trabajo en el entorno murguero, hasta el punto de que fue el impulsor de la Federación de Murgas o el fundador del Aula de la Cultura del Carnaval. Desde esta última responsabilidad, consiguió también introducir a la murga tinerfeña en los Carnavales de Cádiz.
El expediente de concesión de honores recoge, asimismo, un escrito elaborado por Pedro Mengíbar, quien resalta que Luis Hormiga “nos enseñó que no hace falta haber nacido en esta ciudad para amar a su Carnaval y plasmar en él la imborrable huella de quién le quiso, respetó sus tradiciones y trabajó por su enaltecimiento hasta los últimos días de su vida”.
“Innovador y fabricante de proyectos e ilusiones –continúa el escrito- , supo impregnarnos de su afán por hacer nuestro Carnaval un poco más grande, un poco más importante, y en ese empeño se ejercitó sin dudarlo un solo instante.
En ese sentido, Mengíbar recuerda que “su primer regalo a nuestra fiesta en forma de proyecto consistió en unir a todas las murgas de nuestro Carnaval y con ese ímpetu, con el que consiguió contagiar al resto de líderes murgueros, nació la Federación Tinerfeña de Murgas, una asociación que presidió y desde la que lideró la unión de todo el colectivo”.
También “soñó con el Museo del Carnaval y con un marco desde el que cuidar la vertiente cultural de nuestras carnestolendas, y así nació otro de sus grandes proyectos, el Aula de Cultura del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, ostentando la presidencia hasta que, regalando su último suspiro, subió al encuentro de otros grandes de la fiesta como Enrique González Bethencourt o Pedro Gómez Cuenca”.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Escribe una respuesta