Tenerife

La actualización del valor catastral no tendrá efectos en el recibo de la contribución

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife informa que la actualización del valor catastral no tendrá efecto en el recibo de la contribución. Así, y por tercer año consecutivo, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) permanecerá congelado en 2016 pese a este proceso de actualización.
En todo caso, el tipo de gravamen para 2016 se situará en el 0,524%, en la parte inferior de la franja que permite la Ley (0,4% – 1,1%), lo que sitúa a Santa Cruz entre las capitales de provincia de España con un menor esfuerzo fiscal.
La valoración catastral del municipio se encontraba en 2012 en torno a un 25% del valor de mercado, debido a la antigüedad de la Ponencia de Valores, que data de 1995. El Real Decreto Ley 20/2011 impuso un incremento legal del tipo de gravamen de un 10% para Santa Cruz de Tenerife, que se aplicó durante los ejercicios 2012 y 2013.
Sin embargo, para 2014, el Estado, a través de la Ley 16/2013 de 29 de octubre dio la posibilidad a los ayuntamientos de evitar dicha medida si se acogían al procedimiento de actualización de los valores catastrales, a los efectos de que de una manera gradual pudiesen actualizarse dichos valores catastrales acercándose al objetivo del 50% del valor de mercado.
Por tercer año consecutivo, el Ayuntamiento se acoge a esta medida, que garantiza que la subida del catastro no tenga ningún efecto en el recibo del impuesto de bienes inmuebles de los vecinos de Santa Cruz, puesto que simultáneamente el Consistorio lo ha neutralizado a través de la modificación del tipo de gravamen.
Como resultado, la actualización del valor catastral no tiene efecto alguno en el recibo de la contribución. De esta manera, se ha procedido a ir actualizando un valor catastral anormalmente bajo, de manera gradual.
Así, cuando se aborde por parte de la Dirección General de Catastro una nueva Ponencia de Valores, tras la entrada en vigor del nuevo Plan General, se habrá suavizado el desfase existente entre los nuevos y antiguos valores, que a su vez se actualizará gradualmente durante otro plazo de 10 años, por lo que los vecinos no sufrirán especiales consecuencias.

Fuente: Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife

Escribe una respuesta